Las religiones se unen para rechazar el terrorismo