Pocas veces hemos visto un rescate de refugiados tan de cerca como éste