Se quita los dientes para establecer un récord Guinness