Por quinto año consecutivo descienden los nacimientos en España