Un total de 26 provincias, en alerta amarilla por viento y fenómenos costeros