Prostituta inyecta heroína a un exejecutivo de Google y le deja morir