Las primeras lluvias de la temporada se ceban con Galicia