La pobreza severa alcanza a tres millones de personas en España