Un pitbull de pelea muestra su lado amoroso por primera vez