Más de 5.000 personas luchan por un papel en el nuevo film de Ridley Scott