Cuando acudes a clase de baile y son los padres los que llevan el tutú…pero no el ritmo