Los padres de Gabriel se muestran convencidos de que "va a aparecer"