Las dos pacientes sospechosas de fiebre hemorrágica dan negativo en las pruebas