Dos niños de 3 y 4 años pasan la noche con el cadáver de su madre