Preparados para que una nave espacial rusa caiga sobre la tierra