'Hot Water Challenge': El nuevo reto mortal y sin sentido