“Los monos me ayudaron a sobrevivir”