Alertan de restos fecales en los mojitos que se venden en las playas de Barcelona