Casi la mitad de los jóvenes españoles está en paro