Un millonario chino paga una comida de lujo a vagabundos de Nueva York