Una niña de 13 años se prostituía en Almería para mantener a su hermano