Casi cuatro de cada 10 jóvenes admite haber conducido bajo los efectos del alcohol