Los carniceros de Francia contratan seguridad para protegerse de los veganos