La forma de escribir, reflejo de nuestra salud