Las estaciones de esquí salvan la temporada a pesar de la falta de nevadas