La reina Letizia junto a los pequeños que padecen enfermedades raras