Nueva batalla campal entre un grupo de jóvenes a las puertas de la discoteca Stage de Bilbao