Así se rompió la mota de contención del río Ebro que pone en peligro a la Ribera Baja