La comunicación y romper el tabú, claves para prevenir el suicidio