El ‘clan de las bosnias’ aprovecha las aglomeraciones festivas para robar