Una avería deja sin suministro de agua a un millón de personas