Los terroristas de Barcelona y Cambrils se burlaban en vídeo de las personas a las que pensaban matar