Las altas temperaturas bajan en gran parte de la Península