Un joven albino llega junto a un centenar de inmigrantes a Motril