El agua se lleva la vida de cinco personas en la costa del Mediterráneo