Pierde el control del coche y acaba estampado contra una gasolinera