El único joven superviviente del accidente de Laredo se enfrenta a cuatro años de cárcel