Confiesa haberse inventado una violación para encubrir un puñetazo de su novio