El Sol y las altas temperaturas ganan terreno