Sergio Morate confesó que mató a Marina y a Laura en cinco minutos