La Policía se inclina por que Morate no tuvo ayuda a la hora de esconder a sus víctimas