La adicción a los chicles lleva a la muerte a una joven de 19 años