Los reyes pasarán una semana de vacaciones en el Palacio de Marivent