Prohíben orinar en una playa mallorquina