El Papa bendice las palmas y las ramas de olivo en la Plaza de San Pedro