El Papa Francisco comienza su pontificado rezando ante la patrona de Roma