Pablo Ráez entra en el hospital para recibir su tan esperado trasplante de médula