Una modelo australiana se come una docena de dónuts en solo 96 segundos