Muestra su rostro por primera vez desde que fue atacada con ácido