Michelle Obama y Lady Gaga, la cara y la cruz en el vestir